Habrá pantalla gigante en Barranquilla para la final entre Junior y DIM

0
132
Habrá pantalla gigante en Barranquilla para la final entre Junior y DIM

Con la expectación en aumento, la ciudad de Barranquilla se prepara para el encuentro decisivo entre Junior y Deportivo Independiente Medellín (DIM) que se llevará a cabo este miércoles a partir de las 8:00 p.m. en el estadio Atanasio Girardot. Con un entusiasmo palpable, los barranquilleros se congregaran en diferentes áreas de la ciudad para seguir de cerca la esperada final.

También puedes leer: Así fue la inauguración de ‘Magdalena’, la obra efímera más grande del continente

En respuesta a la alta demanda y para proporcionar una experiencia colectiva única, el Distrito anunció la instalación de una pantalla gigante en el estadio Romelio Martínez. Esta iniciativa busca brindar a los fervientes seguidores del equipo Tiburón la oportunidad de disfrutar del enfrentamiento en un ambiente comunitario.

Las puertas del estadio Romelio Martínez se abrirán a partir de las 6:00 p.m., permitiendo a los aficionados acceder a las tribunas norte y occidental hasta alcanzar la capacidad máxima. La disposición de estos espacios garantiza que un número significativo de barranquilleros tenga la posibilidad de participar en esta experiencia compartida, vibrando con las emociones del partido.

La habilitación de la pantalla gigante en el estadio Romelio Martínez representa una alternativa para aquellos que, por diversas razones, no puedan asistir al estadio Atanasio Girardot en Medellín. La decisión del Distrito responde a la voluntad de crear una conexión entre la afición y el equipo durante este trascendental enfrentamiento.

Los preparativos para la final han generado una anticipación palpable en la ciudad, reflejada en la disposición de los barranquilleros para apoyar a su equipo en cada rincón de la ciudad. Con el anuncio de esta iniciativa, se espera que el estadio Romelio Martínez se convierta en un punto de encuentro vibrante, donde la pasión por el fútbol se manifieste en su máxima expresión.

Deja una comentario