Tecnoglass, una empresa con sentido social

0
2693

Con una política de calidad como su estandarte y una proyección social fuerte, Tecnoglass nació en 1984 como una empresa de fabricación de vidrios y productos de aluminio.

A lo largo de los años, la compañía propia de José y Christian Daes, ha trabajado en mejorar la durabilidad y la fuerza de sus productos, llevándola a ser un orgullo para Barranquilla y para el país, destacándose en Wall Street y dando a conocer la riqueza del mercado local.

Y es que si bien, la empresa maneja tecnología de punta que la ha hecho destacarse entre sus clientes, su éxito también se atribuye al complejo en el que está ubicada.

El centro de manufactura de la organización, que está compuesto por 250 mil metros cuadrados, agrupa tres marcas: Tecnoglass, ESWindows y Alutions, y permite, a través de la modernización de sus equipos, un mayor control sobre la calidad de los productos ofrecidos.

La competitividad de Tecnoglass, su experiencia y la tecnología de última generación utilizada en la creación de los productos, han posicionado a la compañía como una de las mejores en el país y la preferida en el mercado de vidrios y aluminio.

Sin embargo, esta gran empresa cuenta con otro objetivo además de su labor comercial, el desarrollo social.

En 2005 se dio apertura a la Fundación Tecnoglass ESWindows, con el objetivo de participar activamente en la comunidad y fortalecer los procesos sociales al alcance de la compañía. De esta manera, y sin ánimo de lucro, la organización se comprometió con las comunidades vulnerables y con el progreso social, objetivos que siguen siendo visibles para los barranquilleros.

La empresa, que al día de hoy genera más de 7000 empleos con salarios mayores a la media en el mercado laboral colombiano, cuenta también con un espacio destinado para todo aquel que aún esté en la búsqueda de oportunidades laborales.Los interesados pueden dirigirse a la página web https://www.tecnoglass.com/es/trabaja-con-nosotros/ y registrar sus datos para hacer parte de las convocatorias.

Deja una comentario