Día del Agua: Origen, Importancia y Cómo Cuidar Nuestro Recurso Más Valioso

0
179
Día del Agua Origen, Importancia y Cómo Cuidar Nuestro Recurso Más Valioso

El Día Mundial del Agua se celebra cada 22 de marzo para recordar la importancia del recurso en nuestras vidas y en el mundo. su origen se remonta a la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Medio Ambiente de 1992, donde se estableció el Programa 21, un plan de acción para el desarrollo sostenible del planeta.

También puedes leer: La Ruta del Girasol y su trabajo ambiental: conservan abejas en vía de extinción

Desde entonces, cada año se celebra el Día Mundial del Agua con un tema específico para concienciar a la población sobre la necesidad de proteger y cuidar este recurso vital. Este año, el tema es “Valorar el Agua” y tiene como objetivo destacar el valor del agua en nuestras vidas y en el medio ambiente.

Importancia del Agua en el Presente

El agua es esencial para la vida humana y el desarrollo sostenible.

No solo es necesaria para la producción de alimentos y la energía, sino que también es fundamental para la salud, la higiene y el saneamiento. Sin embargo, a pesar de su importancia, es un recurso escaso y limitado. Según la Organización de las Naciones Unidas (ONU), más de 2.200 millones de personas en todo el mundo no tienen acceso a agua potable segura y más de 4.200 millones no tienen acceso a saneamiento seguro.

Además, el cambio climático y la contaminación están afectando gravemente su calidad y la disponibilidad. La sobreexplotación de los acuíferos, la degradación de los ecosistemas acuáticos y la contaminación por productos químicos, residuos industriales y desechos humanos son algunos de los problemas más importantes a los que se enfrenta este recurso en la actualidad.

¿Cómo cuidamos el recurso?

Cuidar el agua es responsabilidad de todos. A continuación, se presentan algunos consejos para ahorrar y protegerla:

  • Cierra el grifo cuando no haga falta tenerlo abierto. Por ejemplo, mientras te cepillas los dientes o te enjabonas en la ducha.
  • Repara las fugas. Una pequeña fuga puede desperdiciar grandes cantidades a lo largo del tiempo.
  • Reutiliza el agua siempre que sea posible. Por ejemplo, el agua de la ducha se puede utilizar para regar las plantas o limpiar el coche.
  • No uses el inodoro como papelera. Tirar productos no biodegradables como pañales, toallas sanitarias o cigarrillos al inodoro puede obstruir las tuberías y contaminar el agua.
  • Usa productos de limpieza ecológicos. Los productos de limpieza tradicionales contienen químicos tóxicos que pueden contaminar el agua.
  • Reduce tu huella de carbono. El cambio climático está afectando el suministro y su calidad. En ese sentido, reducir nuestras emisiones de gases de efecto invernadero es esencial para protegerlo.

Deja una comentario