La Independiente: Una experiencia gastronómica sin comparación

0
1582
Casa de restaurantes la independiente

Terminé de trabajar un viernes por la tarde y pregunté en el grupo de whatsapp de mis amigos:

“Qué hay pa hoy?”, típica pregunta en un grupo de jóvenes antes de que empiece el fin de semana.

“Vamos para La Independiente” fue la respuesta y pa’ allá nos fuimos. 

La Independiente, casa del Viejo Prado, se ha convertido en uno de esos lugares donde la gastronomía sale a relucir en un momento completamente experiencial. Esta casa cuenta con cuatro restaurantes, los 4 tiempos le podríamos llamar, en donde cada uno presenta una experiencia diferente.

Lola; con las vibras de sentirte en una terraza en Barcelona, Okra te transporta al Mar Mediterráneo con su hermosa decoración y menú, Palo de Mango te conecta con la gastronomía del caribe y en M Cocina conoces las delicias de las influencias árabes. Sin duda un espacio sin igual. 

Y es que en Barranquilla se vive así, se disfruta de cada momento en cualquier tiempo, y esta solidaria ciudad ha logrado cotizarse como centro de experiencias gastronómicas en Colombia, donde cada chef, bartender, mesero o indiferente su profesión le ponen el alma para que el servicio y la experiencia sean diferentes y los clientes se sientan a gusto. 

En estos restaurantes el factor innovación es clave; todos los días trabajan por tener platos novedosos, cocteles de temporada y temáticas especiales, lo que hace que el cliente siempre quiera regresar y probar lo nuevo. Estos restobares cada día se vuelven más populares y se convierten en el plan favorito del fin de semana, incluso del jueves por la noche, el famoso juernes

Sin embargo, no hay que ser ajenos a la situación actual que enfrenta el mundo, la pandemia por el Covid-19. Este suceso, ha afectado de manera considerable al sector de la gastronomía ya que realmente impide a muchos asistir presencialmente a los lugares. Pero no crean, en medio de todo han logrado reinventarse y han sacado sus menús especiales y domicilios; y contra viento y marea siguen ahí: ¡Dándola toda! 

La pasamos buenísimo, la comida de locos, los cócteles únicos (no encuentras iguales en Barranquilla) y la música que nos entonó toda la noche. Cuando pase este mal tiempo, volveremos a compartir con los que más queremos, con los de siempre y en los lugares donde los momentos se vuelven entrañables recuerdos. 

Por: Antonella Volpe 

Deja una comentario